La predisposición a tener ideas se puede alimentar