Site Loader
Share Button

El empresario Richard Branson escribía en su carta de fin de año en 2011 “Que se fastidie el todo sigue igual”, el hacer negocios, hacer las cosas de la misma manera porque siempre se hizo así y siempre funcionó, hasta que un día no funciona. “Screw Business As Usual” es el título de su libro, publicado en 2011, y el nuevo mantra que, según él, debemos de seguir todos, es el mantra que deben de adoptar las personas que ostenten puestos en la alta dirección de las empresas e instituciones, su ejecutiva y consejos de administración, así como altos puestos de gobierno y ministerios y empresas. Entiendo que es políticamente incorrecto y como tal lo hemos categorizado pero para ser disruptivo y llegar y enfatizar el mensaje a veces hay que serlo y por ello quería recordarlo para perturbaros como me perturbo a mi al leerlo.

De dicho libro dijo unos meses más tarde Lucy Kellaway del Financial Times, que Branson aparece en dos desnudos gratuitos que nada tienen que ver con el libro: la foto del incendio de su casa en Las islas Vírgenes donde rescató a la actriz Kate Winslet de las llamas y otro en la bañera el día que, según explica Branson, hablaba por teléfono con Nelson Mandela, quien le pedía apoyo para que pudiera sobrevivir una cadena de gimnasio en Sur África. En su libro, Branson defiende que los beneficios empresariales y la filantropía no son incompatibles y pueden convivir bien, que las empresas pueden hacer el bien. A este emprendimiento de hacer el bien lo llama “el nuevo Capitalismo 24902”, que es un número que representa la circunferencia de la Tierra, aunque él se empeña en llamar a la Tierra, Planeta. Para él todos somos responsables de cuidar a las personas que conforman la Aldea Global de nuestro Planeta.

La empresas no pueden seguir haciendo las cosas de la misma manera, ya no se trata de seguir haciendo lo mismo para salir en la foto, el ritmo de las transformaciones sociales, empresariales, institucionales, científicas y tecnológicas está cambiando a velocidades vertiginosas, se trata de sobrevivir a estos cambios y hay que adaptarse haciendo las cosas de otra manera. Ha llegado para quedarse una nueva de conectar a través de las redes sociales y un tornado tecnológico a través de la Transformación Digital y el Big Data. Se trata de que nuestro ADN sea resistente a los cambios y esto implica capacidad de adaptación y estar alerta a todo y dispuesto a probar a ensayar a experimentar nuevas soluciones, en definitiva a tener nuevas ideas e innovar de manera permanente.

Y no me canso de repetir que debemos vivir y trabajar en un estado de beta permanente, de estar de prueba y en prueba de forma continua, y siempre aacertando o aprendiendo de los erroes, siempre mejorando según vamos andando por el camino. El mundo de la empresa, las instituciones, los ciudadanos, los gobiernos y la nueva sociedad mas exigente y con más conciencia a ser sostenible y solidaria, es y será un mundo Darwiniano para las empresas donde el ADN evoluciona y va mutando para ajustarse, para adaptarse; se trata del proceso de selección de las especies, por eso no puede seguir todo igual. Por eso no puede ser Business as usual BAU.

“Screw Business As Usual” — the title of my latest book and a mantra that should be adopted by people holding positions in company boardrooms and government cabinets the world over.

Ana María LLopis