Site Loader
Share Button

Por: F. J. Echevarrieta (echeva). COO ideas4all.

15 de octubre de 2014. En la primera parte de este post expusimos tres ejemplos de creación de monstruos que habían supuesto innovación tanto en la literatura del S. XIX (Frankenstein y Drácula), como en en cine del S.XX (Freddy Krueger), como en los memes culturales y leyendas urbanas del S.XXI (Slender man).

Observando los denominadores comunes en el proceso creativo de cada uno de los casos podemos encontrar presentes los siguientes catalizadores:

1. La importancia del elemento lúdico o búsqueda de ocio: Tanto los intelectuales que se reunieron en el S.XIX en torno a Lord Byron en Villa Diodati, como los foreros del S. XXI de Something Awful deseaban, entre otros factores, escapar del aburrimiento. En muchos análisis sobre el proceso de innovación en las empresas, echo de menos un factor que en ideas4all consideramos muy importante, y es el elemento lúdico. Por ello, si en nuestras organizaciones los usuarios de una red de ideas perciben su utilización como una herramienta de trabajo, como una carga más, es poco probable que la utilicen. De hecho, en ideas4all pensamos que el hecho de que ideas4all innovation agora sea una red con apariencia más lúdica que profesional y que los usuarios perciben como suya más que empresarial, es uno de los factores que conducen a conseguir los altos ratios de participación que conseguimos.

Lord Byron
Lord Byron lanzó el reto que condujo a la innovación en la literatura gotica de terror ( (img. de Wikipedia))

2. La importancia de la inspiración sobre las ideas de otros: Este elemento se encontraba presente en todos los casos y es quizá el más importante del caldo de cultivo. Las ideas no surgen por generación espontánea. Las ideas crecen, se combinan entre ellas y se reproducen como seres vivos. Fueron las charlas de las tormentosas noches de Villa Diodati las que removieron las mentes de sus asistentes en torno a las ideas que supusieron una innovación en la literatura romántica-gótica de terror de la época. Y estas charlas fueron, a su vez, resultado de la lectura y cultura anterior de sus asistentes. Del mismo modo, el foro “Create Paranormal Images” era un continuo intercambio de aportaciones de imágenes que los usuarios utilizaban para proponer y valorar las de los demás. Expresar, escuchar, comentar y valorar las ideas de otros es el principal catalizador de la innovación. Por ello, es importante que una red de ideas facilite inmediatez para todas estas acciones. Que no haya compartimentos estancos, ni aprobaciones, ni censuras previas. Recuerdo que en el periodo fundacional de ideas4all, Ana Maria Llopis, la fundadora y actual CEO, nos pidió a su equipo primigenio que preparáramos 30 ideas cada uno sobre lo que quisiéramos. Ninguno de nosotros, a excepción de ella misma, fue capaz de cumplir este objetivo. Si embargo, al día siguiente, cuando comenzamos a ponerlas en común, se nos ocurrían nuevas ideas y nuevos ámbitos de ideación con rápidez. Y ninguno tuvo problema alguno en completar sus 30 ideas allí mismo.

3. La importancia del reto (o al menos, la focalización en un tema): En los tres casos, los “ideators” se enfrentaban a un reto: el reto lanzado por Lord Byron, el reto lanzado por el forero Gerogerigegege, y en el caso de Wes Craven, su propio reto autoimpuesto: escribir “algo que se fijara a los recovecos más profundos de nuestro subconsciente“. Aunque en ideas4all hemos aprendido que existe una gran participación de ideas que llamamos “no solicitadas”, es decir, que se ofrecen libremente y no como respuesta a un reto, también hemos observado que la mayoría son ideas concebidas previamente a la puesta de la red a disposición de los usuarios. En general, los mejores resultados se obtienen cuando los participantes se enfrentan a un reto. Por dos motivos: la focalización en un tema y la competitividad (frente a otros o frente a sí mismos).

4. El valor del scouting, investigación o prospección: No siempre es posible participar en un grupo de común interés, pero casi siempre es posible realizar una prospección sobre lo ya existente en el tema que nos interesa. Lo que tradicionalmente se llama estudiar el estado del arte en investigación, pero que puede ser un simple “ojeo” de la realidad a nuestro alrededor, como la mirada atenta de Wes Craven a los periódicos y artículos científicos, la lectura común de relatos en una noche tormentosa del “team Byron” o la navegación por internet hojeando imágenes paranormales. Generar una atmósfera de interés en torno a un tema, ayuda a la generación inicial de ideas. Algunos de nuestros clientes, como Banc Sabadell, han llegado a manejar muy bien este principio mezclando actividades off-line, como eventos o charlas de gurús, con la publicación on-line de documentación asociada focalizadas a abonar el terreno de cultivo sobre el que plantean sus retos a su comunidad de ideadores. En otros casos, como la colaboración que hicimos con Fundación Telefónica, se plantea a los propios usuarios que en una primera fase sean ellos los que realicen este scouting y recopilen material, conocimiento y prácticas para ponerlos en común antes de plantear sus propios proyectos de innovación.

Wes Craven
Wes Craven ha innovado varias veces el cine de terror tras una labor de scouting

5. La importancia del trabajo colaborativo: Si bien en los ejemplos planteados ha existido un planteamiento común de ideas, el único que realmente ha supuesto un trabajo de creación colaborativa ha sido el de Slender man. Hasta tal punto, que la definición del personaje ha trascendido su foro y su creador y se ha convertido en un meme. Para este tipo de proceso, el trabajo colaborativo es el ingrediente del caldo de cultivo y el verdadero catalizador es la tecnología en sí. Leyendas populares y urbanas como el mito del vampiro, se han ido construyendo con el boca-oreja a través de los siglos. Pero la constitución del mito de Slender man se ha realizado en semanas gracias a las posibilidades de intercomunicación de internet. Con la utilización de tecnologías de red social de ideas como ideas4all innovation agora, no se está realizando una innovación disruptiva del proceso creativo, simplemente se esta catalizando un proceso que, como vemos, no ha cambiado básicamente en siglos. La principal innovación en el mundo empresarial consiste en la democratización de este proceso en el paso de la jerarquía a la redarquía y la tecnología es un catalizador.

6. La importancia del feedback, el ego y el reconocimiento: No hay mayor recompensa que el ver que las ideas propias se llevan a la práctica, que surge el libro, la película, que tu empresa ofrece el producto que has concebido o abre la línea de negocio que propusiste o introduce la mínima mejora en un pequeño proceso que a tí se te ocurrió… Pero incluso cuando esto no es posible, el ser humano tiende a compartir sus ideas (que siempre son valiosas aunque sea como inspiración para otros) cuando va a obtener algo a cambio. Y muchas veces, basta con el reconocimiento. El reconocimiento produce placer al ego, placer que se convierte en motivación. Y esto se puede apreciar muy bien a la velocidad en que se desarrollan los acontecimientos en una red social. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este factor puede catalizar también la reacción inversa: la ausencia de reconocimiento o la falta de implementación de ideas, conduce al fracaso. Probablemente Slender man no habría llegado a ser un meme si Eric Knudsen no hubiera sido felicitado por sus iguales cuando envió los dos primeros montajes de su creación. Pero la respuesta de sus compañeros, le llevó a continuar mejorando y el efecto bola de nieve surgió. En nuestra experiencia en la red abierta de usuarios hemos comprobado como un premio caro como un iPad de última generación, produce exactamente los mismos resultados que uno mucho más barato, como un iPod Shuffle. Pero en las redes corporativas de nuestros clientes, hemos observado, además, auténticos éxitos en participación y calidad de ideas, como en Grupo Santander, incluso aun en concursos en que no había más premio que el propio reconocimiento o puesta en práctica de una idea.

Santander ideas
Santander ideas

Tras estas reflexiones concluyo planteando a los lectores dos retos a elegir:

  1. Crea tu propio monstruo clásico o…
  2. Hay mucho talento oculto en tu organización. Quizá haya un Polidory, una Shelley, un Stocker, un Craven o un Knudsen entre tus colaboradores. Aplica estas ideas para establecer el caldo de cultivo para la creatividad y la innovación en tu organización que permita identificarlos y que sus ideas afloren.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *