Share Button

Hacer llegar sus mensajes a los clientes y a otros potenciales es un objetivo diario para cualquier departamento de marketing. Pero, ¿y si en vez de simplemente entregar mensajes sobre nuestra marca lográsemos incorporar a sus receptores como una parte más de ella?. Sin duda, el efecto sería mucho más rompedor.

A día de hoy es posible, gracias a recursos como las comunidades con contenidos generados por sus propios usuarios, que no pertenecen ni están en nómina de una marca pero conocen bien o consumen la misma.

Dichas comunidades, por ejemplo, van un paso más allá de las redes sociales, que pecan de excesiva generalidad en sus contenidos y, sobre todo, de sobreabundancia de mensajes.

social-media

Tras una época dorada de adaptación masiva, hoy en el océano de los social media las marcas se diluyen como una gota. Y sus mensajes se guardan en un cajón desastre donde cabe de todo. Y donde todo es fugaz, no perdurable.

Por el contrario, al crear comunidades propias las marcas abren una puerta a que usuarios con inquietudes e intereses similares se acerquen a ellas y creen o compartan contenido sobre las propias marcas o sobre su radio de acción.

Básicamente, permiten hacer de nuestros clientes nuestros brand ambassadors.

Esa es sólo una de las ventajas de cocrear con nuestros clientes o con otros potenciales, una tendencia avalada por diversos informes y consultoras como Forrester.

Pero además, hay muchas otras. Entre ellas:

bullet Segmentar grandes audiencias y hacer llegar nuestros mensajes a quienes de veras tienen interés en ellos, ya que los usuarios que son parte de la comunidad lo son de forma voluntaria y tienen interés en ella.

bullet Conocer más y mejor a nuestros clientes y targets de público,  porque con sus aportaciones de contenido nos están dando un valiosísimo material sobre sus inquietudes, gustos, preferencias. En los tiempos actuales de medir y medir el efecto de nuestras acciones, este input se antoja crucial para mejorar y personalizar al máximo nuestras campañas.

bullet Recabar ideas novedosas sobre productos o servicios por parte de quienes potencialmente van a consumirlos, y aprovechando además un elemento de talento externo a la propia marca, que no está en nómina. Es el cliente quien dice qué producto quiere comprar, por lo que las marcas reducen márgenes de error.

bullet Crear más conexiones e interacciones entre la marca y sus clientes o potenciales, adelantando etapas de su customer journey y apelando a cuestiones que lo son relevantes o que incluso inciden sobre su plano emocional.

bullet Establecer relaciones a largo plazo, ya que con estas comunidades las marcas tienen un interesante terreno que abonar para fidelizar a sus consumidores, por ejemplo a través de concursos y premios.

bullet Aprovechar el contenido generado por los usuarios para llegar a grandes audiencias de forma menos intrusiva y en la que los propios consumidores hacen de predictores de nuestros productos.

¡Ey! Has llegado hasta aquí, ¿todavía quieres saber más sobre las ventajas de cocrear con tus clientes?
No dudes en conocernos, varias marcas confían en nosotros para fidelizar a sus clientes.