Share Button

Con motivo de su reciente simposio destinado a ejecutivos del sector IT, Gartner identifica seis barreras comunes a la adaptación de todo negocio al modelo digital.
Paradójicamente, y pese a hablar de transformación digital, ninguna es tecnológica.

La conclusión común a todas ellas (definidas tras una encuesta previa a representantes del sector) es que transformarse (digitalmente hablando) no es tan sencillo como adoptar la última tecnología del mercado.

¿Cuáles son entonces las seis barreras existentes y cómo pueden superarse?

1. La resistencia al cambio.
La transformación hacia el terreno digital sólo es posible si nace de la base de que todos los miembros que deben asumir sus prácticas son conscientes de ello y quieren adoptarlas. Para ello, la organización debe de velar por derribar resistencias al cambio. ¿Cómo hacerlo? dando voz a estas personas en el nuevo terreno digital, por ejemplo; mediante una cultura que reduzca las jerarquías, destruya silos, fomente la colaboración y utilice la comunicación para hallar nuevas ideas y propulsar la innovación.

2. La colaboración, como algo reducido y limitado.
Frente a un nuevo entorno en el que la tecnología posibilita como nunca compartir conocimientos e innovar de forma colaborativa. Una vez más es una cuestión de cultura a desterrar. La del ocultismo y sentimiento de pertenencia (mi conocimiento e ideas son sólo mías) versus la búsqueda del enriquecimiento común, sea organizacional o personal. Y de nuevo, la solución reside en abrir procesos a la participación e implicar en ellos a las personas. Un movimiento que, cuando las resistencias son grandes, puede iniciarse con grupos reducidos y escalarse luego a toda la organización.

Impulsa tu transformación a través de nuestro software de gestión de la innovación. solicita una demo del software de gestión de la innovación

 3. Sentirse no preparado.
Todo proceso de cambio plantea riesgos y dudas. Pero frente a este sentimiento razonable, está la certeza de que la ausencia de cambio puede conllevar pérdida y abandono. El proceso de transformación ha ser gradual, por ejemplo detectando early adopters que ayuden a remar y hagan de predictores de lo nuevo a sus compañeros.

4. La brecha del talento.
Que nace ligada a la necesidad de un nuevo modelo de organización, donde no hay roles ni áreas tan definidas y todas comparten un importando fondo tecnológico. La dificultad para hallar talento predispuesto o con las skills que impone el entorno digital es un problema común a muchas compañías del que Gartner ya ha hablado en otras ocasiones. Pero también el de cubrir nuevos roles muy definidos, ligados a tecnologías emergentes o muy disruptivas. Redefinir cada posición y sumarle competencias tecnológicas puede ser útil en organizaciones de tamaño medio. En las más grandes, este proceso puede iniciarse en grupos con similares características y diferentes necesidades.

5. Viejas prácticas para un nuevo entorno.
De nada sirve tener la última tecnología y al mejor talento si el proceder de nuestro día a día sigue anclado al pasado. El paradigma digital es enemigo de los procesos lentos o muy jerárquicos y amigo de la flexibilidad (de la mano, por ejemplo, de las iteraciones en el caso de los productos) y la colaboración cross-functional o interdisciplinar entre equipos [conoce 5 casos de éxito de cómo aplicar la innovación colaborativa en distintas industrias].

6. No cambiar por no ser fácil.
O caro, o técnicamente complejo. Instaurar nuevas estructuras, aplicaciones o todo un nuevo ecosistema de colaboradores conlleva esfuerzo, recursos y dinero. Pero también ayuda a sentar una base sobre la que comenzar a construir.

En ese sentido, Gartner se muestra rotunda sobre la necesidad de coger la ola: quienes inviertan en ello, afirma, seguirán navegando; y los que no pronto se verán desfasados y reemplazados.

Implicar a talento con nuevas capacidades, asentar un nuevo modelo de organización, cultural y de prácticas cotidianas son pasos básicos para sobresalir o al menos seguir a flote.

Descubre cómo impulsar la transformación de tu organización mediante la innovación colaborativa.

Contenido relacionado:
8 formas de transformar tu cultura de innovación.
Las claves de McKinsey que definen a una organización ágil.