Share Button

Personas, datos o ambos. innovationHUB ha permitido interpretar el papel de estos dos elementos dentro de la formulación de una smart city. Lo ha hecho a través de tres visiones: la de Marieta del Rivero, como autora del libro “Smart city: una visión para el ciudadano”; Regina Llopis, CEO del Grupo AIA; dedicado a la gestión de datos, y la mirada institucional de Gema Igual, alcaldesa de Santander.

La ciudad cántabra, referente internacional de las llamadas ciudades inteligentes, pone de relieve como ambos elementos pueden formar parte de una misma ecuación a la hora de tomar, desde una vertiente humana y tecnológica, el pulso diario de la ciudad. Un proceso que Santander vive en tiempo real, sea mediante la tupida malla de sensores que monitoriza la actividad de sus calles o de las propuestas de sus vecinos a través de la comunidad Santander City Brain de participación ciudadana.

Vídeo resumen de la entrevista.

Innovadores (I): Como hemos visto en el chester en el que ha participado, una ciudad inteligente lo es también con sus vecinos. ¿Qué papel juega en una smart city la participación ciudadana y qué rol cumple la comunidad Santander City Brain en la ciudad de Santander?

Gema Igual (GI): Santander City Brain es una aplicación estratégica para el Ayuntamiento de Santander. Es una herramienta que nos da la oportunidad de contar con la visión del ciudadano y nos permite fidelizarle a través de las distintas políticas municipales. Gracias a ela podemos interactuar con los santanderinos e incluso hacerle preguntas sobre cuestiones o retos concretos. Ahora bien, esto conlleva que hay que ser valiente y consecuente con aquello que se ha preguntado y ejecutarlo.

I: ¿Qué efecto tiene sobre la corporación municipal el contar con un canal de participación ciudadana?

GI: Ha cambiado mucho la forma de gobernar, así como la percepción que el ciudadano tiene de las acciones políticas que se ejecutan desde el consistorio. ideas4all Innovation ha hecho un gran trabajo y el Banco Santander nos apoya y hace posible el proyecto. Gracias a ellos, como ayuntamiento podemos salir a la calle de forma virtual y brindar al santanderino la seriedad de poder contar con un canal válido para hacernos llegar sus propuestas. Pero es más, los ciudadanos perciben cómo éstas no quedan en saco roto, pudiendo ser ejecutadas una vez evaluadas.

I: ¿Podría contarnos algún proyecto concreto nacido de esta apertura de la acción política a la participación de los ciudadanos?

GI: En la actualidad hemos abierto a la participación ciudadana la reforma del Parque de la Remonta, un pulmón verde de la ciudad para el que hemos solicitado ideas de los vecinos que contribuyan a humanizar dicho espacio y que se plasmen en tres proyectos por un valor máximo de 1.500 euros. Hemos recibido infinidad de propuestas, como pueden ser la plantación de un jardín de plantas aromáticas, la instalación de aparcamientos de bicicletas o de bancos de madera frente a los incluidos en el proyecto inicial, diseñados en piedra, y por tanto menos cómodos y cálidos.

I: ¿Se trata, entonces, de dar voz a aquellas personas que, por el hecho de utilizar a diario las dotaciones y servicios públicos, tienen un conocimiento extenso sobre ellos?

GI: Sin duda. Resulta muy gratificante ver cómo los vecinos hacen ciudad, cómo se sienten partícipes de las políticas municipales. E incluso, dado el caso, cómo pueden reconducir a tiempo, de forma previa a ser ejecutadas, acciones e ideas que surgen del equipo de gobierno y que puede que a veces no sean las más acertadas.

I: En ese sentido, ¿Una herramienta así da más margen de maniobra a la corporación municipal?¿El hecho de recabar ideas y otros puntos de vista obliga al gobernante a ser más humilde?

GI: En este caso son los propios vecinos y ciudadanos quienes proponen, casi en tiempo real, alternativas y otra forma de hacer las cosas. Se trata de una gran ventaja para la ciudad que está en nuestra mano: de nosotros, como equipo de gobierno, depende el pedir ayuda o el reconocer un error si éste se produce. Por eso, Santander City Brain es una herramienta muy valiosa, una gran fuente de información que dota de más agilidad a la corporación municipal en sus acciones.

I: ¿Qué ha cambiado a la hora de relacionarse con los vecinos?

GI: En primer lugar, éstos no tienen que venir presencialmente al Ayuntamiento para que se escuche su opinión. Hace años era muy difícil que un santanderino pudiese participar de forma tan evidente en la construcción de la ciudad aun siendo algo necesario, pues es importante recordar que los ayuntamientos son las administraciones más cercanas al ciudadano.

I: ¿La tecnología permite una mayor implicación de la ciudadanía en la acción política?¿Su efecto siempre es positivo?

GI: No cabe duda de que la tecnología ha cambiado la manera de concebir el Ayuntamiento. Pero también es cierto que, en ocasiones, permite enmascarar identidades y opiniones que no son constructivas, que no persiguen el bien común.

I: Usted pertenece a una nueva generación de políticos que son muy activos en las redes sociales, ¿qué valor aportan éstas al ejercicio de su cargo?

GI: En mi caso utilizo mucho las redes sociales para comunicarme con los vecinos de Santander, lo que me permite estar en contacto directo con ellos y conocer cuál es su valoración de las políticas municipales. En este caso, una vez más es importante separar entre lo que es constructivo, incluyendo en ello a las críticas, y lo que sencillamente no lo es y por tanto no merece valoración o respuesta.

Contenido relacionado:
Gema Igual: “Santander hace posible gobernar con las opiniones de los ciudadanos”.
Santander apuesta por la innovación junto a los empresarios locales.
SCEWC ’17: Santander, ideas en tiempo real para gestionar una ‘smart city’.