Site Loader
Share Button

3 de noviembre de 2014. En el último post hablamos de cómo la innovación juega un importante papel dentro de la transformación digital del sector bancario. Según el informe “Innovation in Retail Banking” de la asociación financiera Efma y la consultora Infosys, el 87% de las firmas bancarias (definidas como líderes, fast followers o followers) quiere abrazar en distinto grado alguna práctica innovadora y sólo un 13% no saben definir su rol o aceptan estar relegadas a un segundo plano en este campo (ver gráfico).

innovacion-bancaria

Pero más allá de estas intenciones, ¿cuál es la realidad del sector?

El sector bancario es consciente de la irrupción de un nuevo perfil de consumidor digital que ya es una realidad y que, lejos de ser una moda, ha llegado para quedarse y demandará cada vez más servicios ligados a canales tecnológicos.

Pero aún así, el mismo informe señala que la innovación sigue siendo una asignatura pendiente dentro de la banca por dos motivos: la falta de una cultura de aceptación de los fallos, algo básico e inherente a cualquier proceso innovador, y la escasa permeabilidad de los procesos participativos entre empleados.

Aunque el 61% de los bancos cuentan con una estrategia de innovación frente al 37% de 2009, la mayoría se resignan a ser fast followers de la carrera digital, porque perciben la innovación como algo arriesgado y que conlleva largos procesos de maduración.

Ante ello, cada vez es más común que recurran a empresas externas (muchas veces ligadas a la tecnología, y de forma creciente a startups) para desarrollar su política de innovación o llevar el concepto de innovación abierta al terreno de la participación gracias, por ejemplo, a las redes sociales de ideas para uso interno o abiertas a clientes. Es el caso del Banco Sabadell, que confió a ideas4all Innovation la puesta en marcha de BS Idea, su comunidad de innovación para empleados.

Salvo ejemplos puntuales como el de Banco Sabadell, el informe es claro al esbozar una foto global de la innovación en el sector bancario y afirma que todavía existen reticencias a tender puentes a recursos externos y a sellar procesos colaborativos internos que pueden ser enriquecedores y aportar valor añadido.

Puedes acceder aquí al informe completo de Efma e Infosys.
Lee aquí el primero de la serie de posts sobre innovación bancaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *