Site Loader
Share Button

2025: ¿suena lejos? para entonces, según una encuesta reciente de Accenture, un 75% de directivos creen que la gestión de equipos se habrá transformado totalmente.

2020 supuso una pica en Flandes para muchas organizaciones a la hora de reimaginar desde la innovación la experiencia de sus empleados y la manera de trabajar.

Aun a la fuerza, en la mayoría de casos, la pandemia ha abierto una ventana de oportunidad y acelerado los cambios hacia un entorno de trabajo de futuro.

¿Cuál debe ser su formulación? La misma encuesta destaca (80% de respuestas) el papel creciente de la tecnología y del trabajo remoto, y a la distancia física une la necesidad (3 de cada 4 encuestados) de ahondar en una perspectiva humanística, que ponga sobre la mesa valores como la co-creación y la escucha para el aprovechamiento máximo del talento.

Estos son algunos puntos sobre los que puede construirse:

el 2021 reclama una mayor innovación en torno a la experiencia de empleado
Al hablar de innovación en la experiencia de empleado, la escucha y la co-creación ganan peso.

Redimensionar desde la innovación la experiencia de empleado

Si bien muchas compañías se esfuerzan en diseñar un journey para sus clientes, con objeto de fidelizarles, no todas invierten el mismo esfuerzo en su cliente interno o empleado.

Su escucha es básica para atraer, retener y maximizar el talento en nómina. Apostar por ella permite detectar necesidades del empleado y acceder a insights accionables con los que depurar e iterar de forma continua la oferta de valor al empleado.

Empoderar a las personas como protagonistas

Estar en una sala de reuniones o desde el portátil en casa quizá no sea determinante si realmente no se permite a los empleados ser partícipes de la transformación de la organización de la que forman parte.

Abrir espacios de co-creación, como nuestras comunidades participativas de innovación, permite situar a los empleados en la primera línea de juego del cambio corporativo, desde un punto de vista operativo, pero también desde la transformación cultural, al poner sobre la mesa y de forma transversal valores como la colaboración o la innovación.

Actuar como ecosistema, desde la singuralidad de sus partes

Finalmente, cuando se genera un ecosistema colaborativo se multiplican las conexiones creativas entre empleados y se obtiene el mayor aprovechamiento posible de su diversidad, como un elemento de riqueza para la organización.

El uso de la inteligencia colaborativa permite a las organizaciones aproximarse a sus distintos retos con mayor capacidad de impacto y agilidad operativa.

Pero además, contar con un canal digital donde desarrollar ésta tiene beneficios para los propios empleados; al contar con un entorno donde expresar libremente sus necesidades, ideas de mejora o incrementar su engagement.

Transforma tu organización desde las personas.
Conoce nuestras comunidades de innovación, donde co-crear el futuro de tu organización situando a tus empleados al frente.
solicita una demo del software de gestión de la innovación



No termines aquí: libera todo tu acceso a la innovación
Suscríbete a nuestra newsletter mensual de innovación


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *