Site Loader
Share Button

He leído recientemente el informe de @wearesocialsg con las cifras de social media actualizadas a noviembre, donde nos dice que ya la población única de móviles 3.614 millones, el 50% de la población superando a internet con 3.001 millones de usuarios y 41,3% de la población conectada y activa y de estos 2.046 millones activos en redes sociales.

Pero más importante aún hay más móviles que personas debido a su mejora continua, innovación funcional y de información, número de apps, educativas y lúdicas, conectividad será el dispositivo más cercano y más utilizado del futuro. Aunque la duplicidad de los mismos, no necesariamente crezca al mismo ritmo; cuántas personas conocemos que tienen más de un móvil, yo muchas.

Entre las que más me han sorprendido están las actualizaciones a noviembre de Facebook, WhatsApp y Twitter. Facebook porque se acerca ya en número de usuarios a la población de los dos mayores países en población del mundo pero es que WhatsApp viene pisando fuerte los talones.

la innovación social y las TIC tendrán gran impacto sobre el futuro del planeta

Facebook va de camino a convertirse en el primer país del mundo. tiene ya 1.350 millones de usuarios, un crecimiento del 13,5% frente al año anterior; y está a tan solo a 16 millones de la población actualizada de China (con 1.366M), además sigue siendo el segundo país por número de personas comparativamente después de China y quién sabe cuánto tardará en sobrepasarla. A este ritmo actual, es posible que lo alcance a comienzos de 2015 o incluso en diciembre de 2014 (aumenta a raíz de 10-13 millones de usuarios activos cada mes), habiendo alcanzado antes a India con 1.263 millones en diciembre de este mismo año. Además, las redes chinas QQ y Qzone se sitúan en 4º y 5º lugar del mundo.

El tema es que, además de lo que diga el censo sobre sexo, nombre y fecha de nacimiento; que en muchos de estos países no se conoce para un porcentaje significativo de la población, cosa que constaté en mi reciente viaje a India, donde muchas mujeres en las zonas rurales no sabían sus edades más que aproximadamente por el cálculo de la llegada de la menstruación; las redes sociales tienen más información de la mayoría de sus usuarios, información real de comportamientos, gustos, amistades, círculos profesionales, marcas preferidas, sentimientos, hábitos… en resumen conocen su lado más humano.

WhatsApp es el sexto país del mundo: ya ha llegado a los 600 millones de usuarios (dato actualizado a agosto de 2014), pero una actualización publicada en noviembre por Facebook de sus números en Asia indican 468 millones tan sólo en esta región. Si comparamos por las últimas actualizaciones de la población en Wikipedia querría decir que incluido Facebook es el cuarto país.

Wechat sería es el 7º del mundo y Google el 8º antes que USA, que entonces sería el noveno, seguido de Brasil que sería el décimo y ya no el 4º por población.

¿Y dónde está la innovación? en saber escuchar al usuario, estar en beta permanente, comprar las ideas de otros, auto-canibalizarse y reinventarse para sobrevivir y crear el nuevo futuro.

En escuchar al usuario, a ese que empezó mandando sobre para qué iban a usar el móvil que no para hablar sino para textear sorprendiendo a todas las compañías de telecomunicaciones, y más tarde diciendo “no queremos pagar por textear y queremos tener redes de chats propias que definimos nosotros en nuestro círculos de confianza y donde queremos compartir fotos y videos cortos sin que nos cobren por ello, porque estamos en una sociedad nueva donde la imagen y no sólo la palabra son formas de expresión personal” y allí están WhatsApp y WeChat. Y Facebook se adelanta comprando este nuevo fenómeno que lo cogió por sorpresa para estar dentro.

A ese usuario que hace que Google esté en beta permanente experimentando; dejando a sus empleados un día a la semana un 25% de su tiempo para pensar y construir ideas nuevas, mapas, coches sin conductor, gafas de realidad aumentada, mirando otras formas de mejorar su publicidad comprando dobleclick y de incorporar los videos comprando YouTube para no quedarse fuera, y decían que los videos nunca se verían en el móvil, y reinventando espacios como las nubes para que nos quepan las cosas, los datos y el BigData que ha llegado para quedarse y prediciendo epidemias con sus algoritmos escuchando lo que dice la red y sus buscadores días antes que los expertos epidemiólogos del CDC (antes Center Communicable Diseases y ahora Centre for Desease Control and Prevention cdc.gov de Atlanta)

Y los usuarios de Facebook que comenzaron siendo solo social, como un listín de baile de los anuarios de los estudiantes universitarios para ser mucho más que eso expandiendo círculos de amigos íntimos a círculos profesionales, a círculos de conocidos con enlaces débiles, usándolo para interactuar con sus marcas, sus actividades, sus viajes y colgar fotos de cualquier experiencia, siendo uno de los sitios de fotos más activos, por eso Facebook compró recientemente Instagram para no quedarse fuera de esa innovadora propuesta. Lo mismo para Amazon que salió de compras con Zappos competidor en zapatos y excelente cultura de calidad de servicio, los robots Kiva y BuyVip en España 

Porque los que tienen éxito como decía Drucker tienen que ver con la diferencia de “hacer lo próximo que viene bien que hacer de cualquier forma lo que toca”. En ingles es un juego de palabras. “There is a difference bewteen doing the next thing right than doing the next right thing “

Y el comienzo de Twitter con sólo mensajes de 140 caracteres se sorprendió y pasó a ser una fuente en tiempo real rabiosa de información, noticias, actividades, de quedadas, ciberturbas,  que cambian el mundo, y es hoy uno de los sitios más activos de atención al cliente para algunas marcas, donde la reputación está en juego si no se responde con mucha velocidad a las preguntas y quejas del usuario, todas estas innovaciones han tenido que ser atendidas por las redes sociales, las compañías e instituciones para mantener este ritmo de crecimiento y de satisfacción. Son marcas de redes sociales que están en beta permanente, Twitter adaptándose día a día a las nuevas demandas como aceptar poder colgar videos, crear productos de auto-canibalización, cediendo como en los acortadores de urls propios para poder poner más textos que sólo 140 caracteres, aceptar la demanda, que si no te canibalizaban otros.

Hay constantemente nichos de mercado que aparecen con nuevas propuestas, identificados y hechas por los usuarios y emprendedores del “si no lo encuentro me lo hago” el DIY las generaciones del “do it yourself” como Pinterest, Instagram, Spotify, Tripadvisor, eltenedor, Uber, airb&b, que no responden a una edad concreta sino a una actitud, con un ADN lleno de #innovación ante la vida y la sociedad y que cambia a velocidades agigantadas. En resumidas cuentas, reinventándose para sobrevivir y crear el nuevo futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *