Site Loader
Share Button

18 de mayo de 2016. El mundo digital ha traído consigo importantes cambios en cómo nos relacionamos, trabajamos o en cómo las empresas gestionan el talento. Es importante reseñar que ambas esferas se funden en un nuevo entorno laboral que se caracteriza por la conexión de personas a través de la tecnología y, cada vez más, por el trabajo colaborativo, entendido como compartir y construir recursos de forma conjunta.

Sin embargo, y pese a lo significativo del nuevo escenario, un reciente estudio McKinsey afirma que la transformación digital todavía no es una tarea prioritaria para muchas empresas.

La afirmación de la consultora se sustenta sobre entrevistas a numerosos directivos de grandes empresas que reconocen el potencial de negocio de la transformación digital (ver gráfico) pero a su vez admiten que sus compañías son “poco o nada más digitales” que hace tan sólo unos años.

mckinsey1

El riesgo del estatismo: parar cuando los demás corren 

Más inquietante es ver cómo, según el estudio, apenas una tercera parte de los ejecutivos entrevistados reconocen la influencia de lo digital sobre sus negocios, lo que hace que se enfrenten a un proceso de transición hacia lo tecnológico lleno de dificultades. O siguiendo con el símil, a un camino lleno de piedras analógicas.

Entre las mayores barreras citadas por los directivos para ser ‘digiratis’ se encuentra la falta de talento y de liderazgo digital, tanto en puestos ejecutivos como a nivel de competencias digitales entre las personas que forman el resto de su plantilla.

A ello se une “una dificultad para entender la complejidad de los nuevos ecosistemas digitales” y para adaptar los negocios a su vertiginosa velocidad.

La falta de talento digital mina la transformación de muchas empresas

Una deuda pendiente que puede salir muy cara

McKinsey no duda al respecto: las compañías que dejan de lado la transformación digital alcanzan únicamente un 20% o menos de su potencial total de desarrollo.

En el lado opuesto, las corporaciones “punta de lanza” en la asunción de estrategias digitales manifiestan un comportamiento muy distinto y, de hecho, son líderes de sus sectores en atraer y conservar al talento digital.

La principal consecuencia de ello es que les permite tener equipos de alto valor añadido, alineados bajo una misma cultura corporativa de innovación; así como moverse más rápido de un negocio a otro y, en definitiva, asumir más riesgos y por tanto innovar más.

Llamada Conócenos más: cómo impulsar la transformación digital de tu negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *