Share Button

Innovar no entiende de jerarquías ni es un acto que haya de circunscribirse necesariamente a los miembros de una organización. Belén Antón, Subdirectora de Innovación en Mutua Madrileña, narra a innovadores cómo la aseguradora ha apostado por el crowdsourcing de ideas para innovar tanto con sus empleados como con sus clientes.

| 1 minuto con Belén Antón, Subdirectora de Innovación de Mutua Madrileña

Innovadores (I): ¿Cómo se construye una apuesta tan abierta a la innovación?

Belén Antón (BA): Tenemos dos comunidades digitales de innovación abierta, una para empleados, que se llama “Ideas Mutua”; y “Soy innovador”, donde participan los clientes y cualquier persona que se registre.

(I): ¿Qué motiva el incluir a todos los stakeholders de la compañía en este proceso?

(BA): Es importante no sólo escuchar las ideas de los empleados, que además te permiten detectar talento que podía estar oculto. El sumar una voz externa, la de los clientes, te permite incorporar asimismo nuevas ideas que nacen de sus propias necesidades. Establecemos el diálogo con todos, y eso contribuye a enriquecer de forma notable nuestro proceso de innovación.

(I): ¿Hay grandes diferencias entre las aportaciones de los empleados y de los clientes?

(BA): Con los empleados el engagement es absoluto. Con el proyecto se ha generado una cultura interna de innovación y una gran apetencia por el mundo de las ideas por parte del grueso de la plantilla. Por su parte, los clientes son quienes más necesidades diferentes al ‘business as usual’ nos declaran. Algunos de ellos son muy activos y aportan muchas ideas. Algunas son muy buenas.

(I): ¿Cómo ha impactado una iniciativa así entre vuestros asegurados?

(BA): En sectores tradicionales como el nuestro, preguntar a los clientes es algo absolutamente novedoso. Percibimos que los clientes están encantados de que tengamos en cuenta sus opiniones, y hemos comprobado con análisis externos que los clientes registrados en la plataforma tienen un mayor grado de satisfacción con la compañía que los que no la utilizan.