Site Loader
Share Button

Un reciente artículo publicado en Forbes cita las diez principales tendencias en transformación digital para 2017. Y resume, en una sola frase, el valor de todas ellas:

“La transformación digital requiere de colaboración colectiva, alineamiento estratégico e implicación de todos los colectivos que forman una empresa”.

El artículo (“Top 10 Trends For Digital Transformation In 2017”, Daniel Newman) destaca cómo la transformación empresarial ya no es sólo digital, sino completa. Y cómo en ella suman cada vez más peso conceptos como las personas o el talento y, sobre todo,  la conexión entre ambos términos dentro de un modelo único de estrategia de negocio.

tendencias de transformación digital

Estas son las diez predicciones de transformación digital publicadas en Forbes de cara a 2017:

1Sólo los flexibles sobrevivirán. Es hora de asumir que vivimos en un entorno altamente cambiante. Únicamente las empresas que lo entiendan podrán adaptarse a los vaivenes y evoluciones del mercado. En ese sentido, la transformación digital no es sólo tecnológica: consiste en integrar el potencial y las oportunidades de la tecnología en las prácticas diarias, en la cultura corporativa y en las personas que forman una compañía.

2. La experiencia de usuario gana peso y es el escalón final de cualquier proceso de transformación digital. Los consumidores son cada vez más volátiles y exigentes con las marcas. Interactuar con ellos bajo fórmulas one-to-one e incluso dejar que se impliquen en nuestros productos y servicios, con mecanismos como la co-creación, permiten fomentar la unión consumidor-marca.

3. La innovación debe ser ágil, acortando el plazo de sus procesos de desarrollo, test y análisis y midiendo en tiempo real sus resultados.  Para ello, es clave el uso de tecnologías que permitan participar integrar a toda la compañía a lo largo de los procesos de innovación. También es clave implantar una cultura de innovación flexible y que contemple la fórmula “fallar rápido para tener éxito antes”.

4. Los equipos unidos trabajan mejor. La conectividad y los equipos móviles permiten alinear a toda la fuerza de trabajo en distintos lugares de trabajo. La flexibilidad es cada vez más apreciada por los trabajadores, especialmente por los millenials. Contar con herramientas colaborativas, participativas y abiertas a nuevas ideas supone, cada vez más, el disponer de polos de atracción de talento, sea cual sea su ubicación en el globo.

 5. La realidad aumentada y la virtual son ya una realidad. Y comienzan a utilizarse fuera de campos como los videojuegos o el éxito de ‘Pokemon GO’para acercarse a los consumidores y ofrecer una experiencia de usuario distinta y memorable.

6. Uso de APIs para ser más ágiles. En vez de comprometerse con una plataforma, muchas empresas optan por utilizar APIs que abren la puerta a un ecosistema iterativo, escalable y flexible.

7. El big data lo inunda todo. Y lo que no es medible, carece de valor. El uso de datos abarca a todos los sectores e industrias permitiendo, por ejemplo, analizar el comportamiento de los consumidores antes de un acto de compra en una plataforma digital o medir el grado de innovación de una compañía en tiempo real.

8.  Objetos inteligentes y conectados. El internet de las cosas (IoT) da un espaldarazo definitivo a la transformación digital, sea de la mano de nuevos negocios disruptivos o de evoluciones en los más tradicionales y menos digitales como la agricultura al dejar, por ejemplo, predecir mediante sensores el tiempo atmosférico y su afectación sobre las cosechas

9. Inteligencia artificial, más allá de la ficción. La cada vez mayor evolución del machine learning causará un profundo cambio en la forma en la que trabajamos y en los roles laborales, debido a la automatización. También permitirá a los ordenadores resolver problemas complejos, de tú a tú, junto a los seres humanos.

10. La inteligencia es mayor si es compartida. La transformación digital permite cambiar la forma en la que trabajan las organizaciones, destrozando los silos de conocimiento aislados e integrando a las personas -de dentro o incluso de fuera de la empresa- bajo los mismos fines estratégicos  y en procesos transversales de aportaciones colectivas.

La  transformación implica digitalización y una cultura común a la organización. La segunda, concluye, es un claro multiplicador de la primera y la base para que las personas, que son quienes lideran las empresas y viven la era digital, conciban nuevas innovaciones al servicio de la sociedad.

bullet ¿Llegaste hasta aquí y todavía estás interesado en más?
Podemos ayudarte a transformar tu organización mediante una cultura de innovación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *