Site Loader
Share Button

La digitalización ha posibilitado la conectividad entre personas y conocimientos en los entornos de trabajo más allá de las barreras geográficas o funcionales. Un fenómeno que a su vez ha dado lugar a una miríada de herramientas -y a todo un mercado- que promueven la colaboración entre los trabajadores y, en resumen, una nueva forma de desempeñar nuestras tareas del día a día, sea dentro o fuera de los entornos laborales

Si bien este es un fenómeno asumido por todas las industrias, la mesa redonda “Internal Communication & Collaboration Tools” celebrada este miércoles en el Digital Enterprise Show ha indagado en cómo parece menos obvia la correcta asunción de dichas herramientas por parte de las organizaciones actuales.

El debate, moderado por Martín García, Profesor de Innovación y Negocios Digitales del Tecnológico de Monterrey, y que ha contado con la presencia de Pilar Roch, CEO de ideas4all Innovation; Mireia Ranera, Vicepresidenta de Íncipy y Rosa Larrín, Responsable de Selección y Desarrollo de Reale Seguros; ha puesto el acento sobre el valor de la comunicación interna de cara a implantar con éxito un recurso colaborativo de este tipo.

El miedo de algunas compañías a implantar entornos que por su carácter abierto y democrático puedan abrir la puerta a una cascada de críticas por parte de los trabajadores, así como el temor de éstos últimos a ser visibles para el resto de la organización son sólo algunas de las resistencias internas típicas a las que muchas empresas se enfrentan cuando valoran el uso de dichas herramientas, tal como han coincidido en señalar todas los ponentes.

No enfrentar esta situación, han destacado asimismo, no sólo provoca que se desaproveche el potencial de conectar el potencial colectivo de una organización. También es una oportunidad perdida, según Pilar Roch, “de cara a conectar a las personas con la organización en un doble sentido, de acuerdo a la cultura y las líneas estratégicas de desarrollo de la compañía y para potenciar la innovación y su compromiso con la empresa mediante la escucha de sus aportaciones”.

Rosa Larrín, que ha presentado un proyecto de este tipo dentro de Reale Seguros, ha ahondado en la misma línea al destacar que las organizaciones de hoy, por su carácter global, se enfrentan el reto de “entablar procesos de comunicación omnidireccionales, que permitan acompañar a las personas en la interiorización de esta nueva forma de trabajar”.

En ese sentido, Mireia Ranera ha llamado a las empresas a no desaprovechar “la oportunidad de que los propios empleados sean embajadores de la compañía”, para lo cual es necesario que el cambio cultural ligado a proyectos de este tipo se inicie y cuente con el apoyo del Consejo de Dirección y se expanda “como una mancha de aceite”, según ha afirmado, por toda la organización.

El cómo, para qué y con quién; el saber identificar las preguntas adecuadas, transmitirlas y darles respuesta, alcanzando a toda la cadena de stakeholders es otra de las claves del éxito de proyectos de este tipo, según Pilar Roch, quien ha reseñado cómo los procesos colaborativos y de inteligencia colectiva conectan y ponen en valor la diversidad, el talento y la interculturalidad de toda una organización propiciando la génesis de nuevas ideas en su seno y, por ende, de la innovación.

Finalmente, las tres ponentes han compartido la máxima de que todo cambio conlleva a su vez acciones. Y de que el fruto de éstas son el mejor elemento que las justifican. En ese sentido, se ha destacado la importancia de los KPIs y las métricas en todo proceso cambio, y desde su estado embrionario, de cara a convencer de su necesidad y elevar las miras hacia una transformación futura de mayor calado.

bullet Conoce cómo podemos ayudarte a transformar tu organización implicando a todos tus stakeholders.

Contenido relacionado:
Digital Enterprise Show: smart cities conectadas a la innovación.
Digital Enterprise Show: cocreación, transformando las reglas del juego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *